Floranyi Jáquez
Santo Domingo, RD

En medio de la desesperación y el llanto por no poder trabajar durante los últimos ocho meses, la veterana merenguera Fefita la Grande confesó las deudas que enfrenta a causa de la pandemia. Anteriormente “La vieja Fefa”, al igual que muchos otros artistas dominicanos, se había pronunciado para que el Gobierno les permita realizar fiestas. Ahora la merenguera típica habló sobre los problemas económicos por lo que está pasando al punto de que tuvo que vender su casa.

En una entrevista con la periodista dominicana Gelena Solano, para el programa “El gordo y la flaca”, Fefita dijo que el este año ha sido muy difícil y la desesperación la ha llevado a pensar hasta en “desaparecerse”.

A veces tengo día que los paso llorando, yo no puedo más ya porque es que ya Fefita no tiene de donde echar mano, ya no podemos más y es demasiado. Ahora mismo las medicinas que yo tomo la subieron de precio y yo no encuentro qué hacer”, expresó desesperada “La gran Soberana”.

Entre lágrimas la cantante explicó que por la situación que está pasando tuvo que vender su casa: “Yo tuve que vender mi casa. Papá Dios me dio esta, donde estoy, pero yo tengo un préstamo en el banco muy fuerte”, contó. Asimismo, dijo que esas deudas no serían problemas, si estuviera trabajando porque es una “maquina de hacer dinero”, pero sin poder tocar, ni realizar fiestas se le hace imposible cubrir sus gastos, que solo los de su hogar sobrepasan los 200 mil pesos mensuales.

La intérprete de 77 años, aprovechó las cámaras del programa de Univision para mostrar su indignación con las medidas que ha tomado el Gobierno con los profesionales de la clase artística dominicana. “No podemos ni tocar ni de día. El coronavirus está de 7 de la noche a las 6 de la mañana ¿nada más es ahí que está?”, se cuestionó la artista, al momento que exponía que en el día la gente está en las calles con los supermercados, farmacias y demás establecimientos llenos.

La cantante de “La chiflera” contó que afortunadamente tiene amigos que no se han olvidado de ella y en estos momentos tan difíciles la han ayudado mucho ya sea llevándole alimentos u otras cosas que necesita. Al igual que Fefita, muchos artistas están pasando por una situación similar y han alzado sus voces para que el presidente les de una alternativa que los pueda ayudar a salir de la crisis por la cual está pasando la industria del entretenimiento, la cual fue la primera en apagarse y será una de las ultimas en encenderse.

 

Por Natkin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *